ADEM Digital

Vender puede ser todo un desafío, especialmente cuando las estrategias e ideas que esperábamos que funcionaran no dan los resultados esperados. El éxito de un negocio depende directamente de sus ventas: si no vende, no puede sobrevivir.

Muchos negocios que ofrecen productos y servicos valiosos a menudo pasan por una fase en la que luchan por vender, lo que se convierte en un proceso frustrante, pero te permite identificar qué no está funcionando en tu estrategia y corregirlo.

Hay varias razones por las cuales un negocio podría no estar vendiendo. Hoy vamos a explorar las causas más comunes e identificar si alguna de ellas se aplica a tu caso.

1. Vender el producto, no el beneficio

Uno de los errores que cometen muchos negocios es simplemente tratar de vender un producto. Enfocan todos sus mensajes en este, esperando que el público responda y realice una compra. Sin embargo, la realidad es que los clientes no quieren un producto; quieren una solución. Necesitas vender para ayudarles a resolver sus problemas, y puedes lograrlo a través de una propuesta de valor.

¿Qué es una propuesta de valor? Es una promesa específica centrada en un problema real que proporcionará una solución exclusiva a los clientes. Es más que una simple descripción de los productos o servicios que ofreces; se basa en comunicar claramente el beneficio que obtendrá el cliente al adquirir el producto.

Contar con una propuesta de valor sólida y crear contenido para darla a conocer es muy relevante para tu estrategia de marketing, ya que te garantiza la conversion de prospectos a clientes, así como mostrar claramente cuáles son los beneficios de tus servicios o productos y por qué son diferentes al resto.

2. Intentar venderles a todos

Vender no se trata de cantidad, sino de calidad. Enfoca tus esfuerzos en el público adecuado y aumentarán las probabilidades de venta. Cuando intentas atraer a todos, tu mensaje se vuelve ambiguo. En lugar de que muchas personas compren, hace que nadie sienta que el producto que estás vendiendo es para ellos.

Necesitas saber cómo vender, cuándo y a quién. Si no sabes a quién vas a vender, todos tus esfuerzos serán en vano. Intentar vender al mercado incorrecto significa que el trabajo duro puesto en el producto y en las ventas será desperdiciado.

No es suficiente crear un producto y empezar a venderlo; debes identificar a tu buyer persona, es decir, a tu cliente ideal. Sé específico con el tipo de clientes que quieres atraer, investiga sus intereses, preocupaciones y crea una estrategia de venta para ellos.

3. Falta de sentido de urgencia

Crear sentido de urgencia es un método que le da a tus clientes la sensación de que deberían comprarte tan pronto como puedan, si quieren recibir un mayor beneficio. Esta táctica motiva a tus clientes a comprar ahora y no después.

Si no les das a tus prospectos una razón por la cual deberían comprar tus productos ahora, es probable que no te presten atención, y no se llegue a ningún acuerdo. Las personas están más dispuestas a tomar acción o comprar algo cuando sienten que perderán un beneficio si no lo hacen.

4. Falta de confianza

Si no hay confianza, no hay ventas. Los clientes compran productos de aquellas marcas en las que confían. Es necesario utilizar motivos que aumenten la confianza de los prospectos en ti, para que puedan convertirse en clientes.

Algunos elementos que pueden ayudar son:

  • Humanizar tu marca: A las personas les gusta conocer quién es el rostro detrás de una marca; esto genera cercanía y confianza.
  • Testimonios: Leer o escuchar las experiencias de personas reales con tu negocio o producto, ayuda a que otros se decidan a hacer negocios contigo.
  • Demostraciones del producto: Dar a conocer el producto de manera clara, con descripciones completas, fotos de Calidad, pruebas y toda la información relevante, proporciona seguridad a los clientes.

5. Se trata del Cliente

Aunque parezca que vender es sobre el producto, la realidad es que es sobre el cliente. Es un error bombardear constantemente al comprador solo con informaciones sobre el negocio y los productos, ya que puede volverse molesto y excesivo para el posible cliente.

Es importante enfocar la venta en el cliente y en lo que es relevante y necesario para él.

¡Éxitos en tus ventas!

Comparte este artículo

última publicaciones

Contenido relacionado